martes, 30 de septiembre de 2014

LIGAR POR INTERNET, ¿DÓNDE Y CÓMO?


5 sitios donde es más posible encontrar pareja


La pregunta clásica: ¿dónde se puede encontrar pareja en Internet? Más que de un dónde, deberíamos hablar de un cómo; cada sistema de comunicación tiene sus posibilidades y características únicas. No es lo mismo un chat clásico que una app de última generación. 

Sitios de pago. Es la opción más popular y una de las más eficaces. Páginas comoMeetic, eDarling o Parship son grandes almacenes de perfiles en los que es posible filtrar según todo tipo de rasgo. Normalmente dejan asomar la nariz gratis, pero para lo que de verdad importa (mensajes privados, chat) hay que pasar por caja. 

Sitios gratis. En los últimos años han aparecido páginas gratuitas (o semigratuitas) como OKCupid o POF, en las que el alta y la comunicación son totalmente gratis. Ambos sitios usan un complejo sistema de algoritmos, cuestionarios y otras pruebas de compatibilidad para ayudarte a dar con personas interesantes. 

Redes sociales. Facebook, Twitter e incluso Pinterest son sitios en los que es posible conocer gente nueva. Hay flechazos que llegan desde la propia red: ese comentario en la publicación de un amigo, ese retuit que nos ha encandilado, esa imagen que parece tocar nuestras fibras sensibles... 
Chat (ICQ, IRC, Chatroulette). Un sistema gratuito y clásico. Si eres un nostálgico, puede que prefieras entrar en el canal #amor, o probar suerte en otras salas. Pero también hay sistemas nuevos y emocionantes, como las conversaciones aleatorias deChatroulette. Eso sí, cuidado con los datos personales. 

Apps para ligar. La popularidad de los smartphones ha provocado la aparición de decenas de apps para ligar. Entre sus ventajas están la facilidad de uso, la integración con la cámara del teléfono y la búsqueda local, que muestra resultados según la posición geográfica. Entre las mejores están Tinder y Badoo


10 trucos para no quedarse "forever alone"


La seducción es un arte, dicen los entendidos. Algunos pensamos que se parece más a un videojuego, quizá a un Buscaminas, pues requiere buenas dosis de habilidad, conocer a fondo las reglas y dominar algunos trucos. He recopilado para ti los mejores consejos para ligar por Internet. 

Refina tu búsqueda: enviar solicitudes y mensajes a decenas de perfiles, amén de inútil, hará que agotes tus fuerzas. Refina tu búsqueda, guarda una lista de favoritos y personaliza todo lo posible los mensajes que envíes. 

No mientas: mentir genera desconfianza y se nota a primera vista. No hace falta contar de qué color es tu lencería, pero si te gusta el cricket o no soportas la comida picante, dilo. Te ahorrarás situaciones embarazosas. 

Sé tú mismo/a: rellena el perfil con datos interesantes sobre tu persona. Huye de lugares comunes, chistes y clichés. Las imágenes típicas ("pasear por la playa", "soy amigo de mis amigos", "me gusta toda la música") se repiten tanto que su poder seductor es próximo a cero. 

Pon fotos claras y de calidad: nada de fotos carnet, paisajes en los que se te ve desde cuatro millas de distancia, fotos del espejo del baño retocadas o instantáneas con efectos de sombra sospechosos que ocultan defectos. Y por el amor de Cupido, sonríe (aunque no tengas dientes); lo agradecerán. 

No escribas estando de mal humor: redactar una descripción justo después de que te hayan abandonado o de que tu mascota haya sido aplastada por el coche de tu ex-mujer hará que el resultado raye en lo nihilista. Pon un disco de Barry White, abre las cortinas y deja que la luz guíe tus palabras. Ouh, yeah. 

No seas pesado/a: si alguien no contesta, no contesta. No envíes mensajes por triplicado, flechazos y "toquecitos" cada dos minutos. Hay gente más lenta que otra. Además, puede que no estén interesados/as. No le des más vueltas, hay muchos peces en el mar. 

Datos personales, los justos: frena tus caballos, Don Juan, esa doncella puede ser todo lo atractiva que quieras, pero no por ello vas a darle el número de VISA, ¿a que no? Sea cual sea el medio que uses, NUNCA des datos personales como tu dirección o trabajo. Deja eso para la segunda cita, anda. 

Confía solo en servicios conocidos: las empresas que se dedican a la búsqueda de pareja se preocupan por cuidar la calidad de los perfiles (en teoría). Si por otro lado entras en foros de mala muerte, es más probable que topes con indeseables en busca de un visado fácil o del dinero que guardas debajo del colchón. 

Pagar vale la pena (a veces): la web, no la chica (o chico). Por desgracia, muchos servicios de búsqueda de pareja por Internet reservan la mayoría de funciones útiles a los perfiles de pago. Prueba el servicio durante unos días y luego, si crees que estás listo, paga. En la mayoría de los casos vale la pena. 

Ten mucha paciencia: tómate cada evento con filosofía y buen humor. Aun cuando algo parece que vaya a funcionar, hay mil cosas que se pueden torcer en el último minuto. No te apresures, no hagas planes de boda y, sobre todo, no hagas locuras. ¿O es que Cómo conocí a vuestra madre no te ha enseñado nada? 

El resto depende de ti...


Estos consejos no garantizarán el éxito en tus intentos de seducción, pero seguramente te ayuden a evitar fracasos estrepitosos, que son la razón por la que la gente abandona la búsqueda a través de Internet. Como dije más arriba, tómate la experiencia con una buena dosis de paciencia y humor.


¿Has buscado pareja por Internet alguna vez? ¿Qué tal te fue?

domingo, 28 de septiembre de 2014

LOS 10 HÁBITOS DE LAS PAREJAS FELICES



“¿Qué se necesita para ser feliz en una relación?” es la pregunta que plantea el doctor Mark Goulston, psiquiatra, consultor empresarial, y conferencista internacional, quien propone algunos consejos para mejorar la vida en pareja.

Si bien no existe un secreto mágico para lograrlo, Goulston plantea que su experiencia le ha hecho notar que las parejas más felices suelen tener ciertos hábitos que contribuyen a su bienestar.

1. Van a la cama al mismo tiempo

Según Goulston, las parejas felices suelen resistir a la tentación de ir a acostarse en diferentes momentos. “Van a la cama al mismo tiempo, incluso si uno de los dos se levanta luego para hacer cosas mientras su pareja duerme”, dice, añadiendo que “cuando tocan su piel aún sienten un pequeño hormigueo, a menos que uno o ambos estén tan agotados como para sentirse sexualmente excitados”.




2. Cultivan intereses comunes

Cuando la pasión baja sus niveles, es común que las parejas se den cuenta que tienen pocos intereses en común. Por ello, no hay que restarle importancia a las actividades que pueden desarrollar y disfrutar en conjunto, dice el experto.

“Si los intereses comunes no están presentes, las parejas felices los desarrollan”, señala, recomendando también tener actividades por separado, para que la relación no se vuelva demasiado dependiente.



3. Caminan de la mano o van uno al lado del otro

En lugar de que uno de los dos se vaya quedando atrás porque camina más lento o se detiene a ver algo, Goulston recomienda andar cómodamente al lado de la pareja, y mejor aún si se toman la mano. Si uno quiere parar a observar alguna cosa, es mejor hacerlo juntos, o se pierde el sentido de compañía.




4. Confían y perdonan

En los desacuerdos o discusiones rutinarias que no llegan a resolución, las parejas felices no se desgastan, se perdonan mutuamente y confían el uno en el otro, en lugar de guardar rencor y mantenerse de mala gana en la relación.



5. Se centran más en lo que su pareja hace bien que en lo que hace mal

Si comienzas a buscar cosas malas en tu pareja, siempre encontrarás algo. Si haces lo contrario, es decir, buscas lo bueno, también hallarás cosas. “Todo depende de lo que quieres buscar. Las parejas felices acentúan lo positivo”, dice el experto.





6. Se abrazan al reencontrarse después del trabajo o actividades

“Nuestra piel tiene una memoria de “buenas caricias” (amor), “malas caricias” (abuso) y “sin caricias” (descuido). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada por “buenas caricias”, afirma Mark.



7. Dicen “te amo” y “que tengas un buen día” todas las mañanas

Es una manera de cultivar la paciencia y la tolerancia, pues es una buena forma de empezar un día que depara problemas, dificultades y otras molestias que podrían darse en el trabajo.




8. Dicen “Buenas noches” cada noche, independientemente de cómo se sientan

“Esto le dice a tu pareja que, sin importar lo mal que estás con él o ella, aún quieres estar en la relación. Dice que lo que tú y tu pareja tienen es más grande que cualquier incidente perturbador”, explica el psiquiatra.





9. Llaman o envían un pequeño mensaje a su pareja durante el día

Llamar o enviar un pequeño mensaje preguntando como va el día del otro, es un hábito de las parejas felices, dice Goulston. Ayuda a mantener la complicidad y conexión aún cuando no se ven, y permite estar más en sintonía cuando se ven después del trabajo. Puedes saber si tu pareja está teniendo un día horrible o tuvo un gran logro que pueden compartir cuando se reencuentren.




10. Se sienten orgullosos de estar con su pareja

A las parejas felices les gustan verse juntos y cuando están en público suelen darse la mano, apoyar su mano sobre el hombro, espalda o rodilla del otro, etc. Muestran la conexión que existe entre ellos, a veces sin darse cuenta.