miércoles, 28 de noviembre de 2012

Enamorarse......

Cuando lo hagas ... hazlo de la persona que ES.... y no del proyecto de persona que puede llegar a ser.....

lunes, 26 de noviembre de 2012

Aprende a disfrutar del Sexo

Hola a todos.... Este artículo que he escrito para la revista "masquetendencias", lo dedico a todas esas mujeres que empiezan a iniciarse en el sexo o bien a la gran mayoría que, teniendo experiencias no satisfactorias siguen ahí ... en esa espiral de insatisfacción y que creen que no les llega la hora de poder sentirse felices sexualmente .... Si todas ellas supieran lo maravilloso que es... en quien se convertirían cuando se sientan PLENAS.... Otra sería la historia.... No...?....
Léelo y ya me contarás....

http://masquetendencias.com/not/1099/aprende_a_disfrutar_del_sexo/
Ver artículo

lunes, 19 de noviembre de 2012

Gracias......







Desde aquí quiero agradecer a tdo@s los que me siguen desde hace DOS meses que empezó mi andadura por los mundos del blog......absolutamente novata pero con muchas ganas de poder ayudar a todo el que pudiese entrar.......
Ahora mismo mientras escribo son casi seis mil seiscientas (6,600) visitas.... en dos meses!!!! WOW.....con mayúsculas!!   jamás  imaginé algo así...  llego a gente que jamás  pensaría, veo seguidores desde sitios  impensables....muchos paises...... muchas gentes y muchas culturas.... desde el corazón mi más sincero agradecimiento a tod@s ......gracias por estar ahi.......
 
 

¿Me puedes decir a qué estás esperando?



No te engañes..... es siempre igual..... estamos siempre posponiendo...... y cuando llega el momento...pluffff....desaparece la oportunidad....nos pegamos la vida entera dejándolo para un momento mejor, para cuando tenga tiempo, para cuando tenga unos ahorros, para cuando.... para cuando.... para.......
 
Conozco muchas historias de personas que trabajaron toda su vida para tener una jubilación placentera, sin problemas económicos y para finalmente... dedicarse a viajar.... que era su principal sueño, así lo harían, los hijos habrían crecido, las deudas pagadas y ahora tendrían todo el tiempo del mundo...... pero....... llegó la jubilación, y el que más suerte tuvo sólo tenia achaques de vejez..... se cansaban rápido y no tenían la misma energía.....de los peores, padecieron graves enfermedades que lo llevaron pronto a la muerte o bien tuvieron que emplear sus ahorros en salvar las malas acciones de algún hijo....entre otras cosas.... con lo cual, ¿con qué nos quedamos?... que si.... pensar un poco en el futuro para estar preparado, recordar el pasado para no cometer mismos errores.... pero.... ME QUIERES DECIR POR QUÉ NO DISFRUTAS EL PRESENTE???

jueves, 15 de noviembre de 2012

lunes, 12 de noviembre de 2012

El insulto......

No siempre .... pero cuantas veces os habéis sorprendido a vosotros mismos insultando o desvalorizando a alguien por el simple hecho que que esa otra persona ES CAPAZ de hacer lo que tú no te permites...???
La vida esta hecha de pequeños momentos de locura... eso al fin y al cabo es lo que recordarás y de lo que te alimentarás en los momentos más íntimos .... atrévete .... no te reprimas ... aprende a disfrutar....

domingo, 11 de noviembre de 2012

Tomando decisiones...

No tengas miedo a tomar decisiones, que no te paralice el miedo a lo que ocurrirá después ... sólo el tiempo te sabrá decir si la decisión fue correcta o equivocada y para entonces ya todo habrá pasado, lo bueno.... y lo malo... escúchate...con tranquilidad.... y serenidad... No actúes por impulsos.... eres libre.... tienes derecho....puedes elegir...!!

viernes, 9 de noviembre de 2012

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?......


 
Todos nos hemos sentido melancólicos o tristes en más de una ocasión, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene un trastorno depresivo, este interfiere con la vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para quienes se preocupan por él o ella. La depresión es una enfermedad común pero grave y la mayor parte de quienes la padecen necesitan tratamiento para mejorar.
 
Muchas personas con una enfermedad depresiva nunca buscan tratamiento. Pero la gran mayoría, incluso aquellas con los casos más graves de depresión, pueden mejorar con tratamiento. Intensivas investigaciones de la enfermedad han resultado en el desarrollo de medicamentos, psicoterapias, y otros métodos para tratar a las personas con este trastorno incapacitante.
 
 
  
 
¿Cuáles son los diferentes tipos de depresión?
 
Existen varios tipos de trastornos depresivos. Los más comunes son el trastorno depresivo grave y el trastorno distímico.
 
El trastorno depresivo grave, también llamado depresión grave, se caracteriza por una combinación de síntomas que interfieren con la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer, y disfrutar de las actividades que antes resultaban placenteras. La depresión grave incapacita a la persona y le impide desenvolverse con normalidad. Un episodio de depresión grave puede ocurrir solo una vez en el curso de vida de una persona, pero mayormente, recurre durante toda su vida.
 
  • Estado de ánimo triste, ansioso o "vacío" en forma persistente.
  • Sentimientos de desesperanza y pesimismo.
  • Sentimientos de culpa, inutilidad y desamparo.
  • Pérdida de interés o placer en pasatiempos y actividades que antes se disfrutaban, incluyendo la actividad sexual.
  • Disminución de energía, fatiga, agotamiento, sensación de estar "en cámara lenta."
  • Dificultad para concentrarse, recordar y tomar decisiones.
  • Insomnio, despertarse más temprano o dormir más de la cuenta.
  • Pérdida de peso, apetito o ambos, o por el contrario comer más de la cuenta y aumento de peso.
  • Pensamientos de muerte o suicidio; intentos de suicidio.
  • Inquietud, irritabilidad.
  • Síntomas físicos persistentes que no responden al tratamiento médico, como dolores de cabeza, trastornos digestivos y otros dolores crónicos.
 
El trastorno distímico, también llamado distimia, se caracteriza por sus síntomas de larga duración (dos años o más), aunque menos graves, pueden no incapacitar a una persona pero sí impedirle desarollar una vida normal o sentirse bien. Las personas con distimia también pueden padecer uno o más episodios de depresión grave a lo largo de sus vidas.
 
  • sentimientos de incompetencia
  • pérdida generalizada de interés o placer
  • aislamiento social
  • sentimientos de culpa o tristeza referente al pasado
  • sentimientos subjetivos de irritabilidad o ira excesiva
  • descenso de la actividad, la eficiencia y la productividad
 
  
 
Algunas formas de trastorno depresivo muestran características levemente diferentes a las descritas anteriormente o pueden desarrollarse bajo circunstancias únicas. Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo en cómo caracterizar y definir estas formas de depresión. Estas incluyen:
 
Depresión psicótica, que ocurre cuando una enfermedad depresiva grave está acompañada por alguna forma de psicosis, tal como ruptura con la realidad, alucinaciones, y delirios.
 
Depresión posparto, la cual se diagnostica si una mujer que ha dado a luz recientemente sufre un episodio de depresión grave dentro del primer mes después del parto. Se calcula que del 10 al 15 por ciento de las mujeres padecen depresión posparto luego de dar a luz.1
 
El trastorno afectivo estacional, se caracteriza por la aparición de una enfermedad depresiva durante los meses del invierno, cuando disminuyen las horas de luz solar. La depresión generalmente desaparece durante la primavera y el verano. El trastorno afectivo estacional puede tratarse eficazmente con terapia de luz, pero aproximadamente el 50% de las personas con trastorno afectivo estacional no responden solamente a la terapia de luz. Los medicamentos antidepresivos y la psicoterapia pueden reducir los síntomas del trastorno afectivo estacional, ya sea de forma independiente o combinados con la terapia de luz.2
 
El trastorno bipolar, también llamado enfermedad maniaco-depresiva, no es tan común como la depresión grave o la distimia. El trastorno bipolar se caracteriza por cambios ciclicos en el estado de ánimo que van desde estados de ánimo muy elevado (por ejemplo, manía) a estados de ánimo muy bajo (por ejemplo, depresión).  He dedicado una entrada completa para explicarlo el día 24 de septiembre 2012.
 
 
 
 
 
¿Qué enfermedades coexisten con la depresión?
 
La depresión a menudo coexiste con otras enfermedades.
Tales enfermedades pueden presentarse antes de la depresión, causarla, y/o ser el resultado de esta.
Es probable que la mecánica detrás de este cruce entre la depresión y otras enfermedades difiera según las personas y las situaciones. No obstante, estas otras enfermedades concurrentes deben ser diagnosticadas y tratadas.
 
Los trastornos de ansiedad, tales como el trastorno de estrés postraumático, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la fobia social, y el trastorno de ansiedad generalizada, acompañan frecuentemente a la depresión. Las personas que padecen trastorno de estrés postraumático están especialmente predispuestas a tener depresión concurrente. El trastorno de estrés postraumático es una enfermedad debilitante que puede aparecer como resultado de una experiencia aterradora o muy difícil, tal como un ataque violento, un desastre natural, un accidente, un ataque terrorista, o un combate militar.
 
Las personas con trastorno de estrés postraumático a menudo reviven el suceso traumático con escenas retrospectivas (retroceso al pasado), recuerdos, o pesadillas. Otros síntomas incluyen irritabilidad, arrebatos de ira, profundo sentimiento de culpa, y evasión de pensamientos o conversaciones sobre la experiencia traumática. En estudios científicos sobre este suceso, los investigadores descubrieron que más del 40 por ciento de las personas con trastorno de estrés postraumático también sufrieron de depresión en intervalos de uno y cuatro meses luego de la experiencia traumática.
 
El abuso o la dependencia del alcohol o de otras sustancias también pueden ser coexistentes con la depresión. De hecho, investigaciones han indicado que la coexistencia de trastornos del ánimo y la adicción a sustancias son dominantes entre la población.
 
La depresión a menudo coexiste con otras condiciones médicas como enfermedad cardiaca, derrame cerebral, cáncer, VIH/SIDA, diabetes, y la enfermedad de Parkinson. Estudios han demostrado que las personas que padecen depresión además de otras enfermedades médicas graves, tienden a presentar síntomas más graves, tanto de la depresión como de las enfermedades médicas, a adaptarse con mayor dificultad a su condición médica, y a tener que afrontar costos médicos más altos que aquellas que no tienen depresión coexistente. Investigaciones han obtenido una cantidad creciente de evidencia de que tratar la depresión también puede ayudar a mejorar la evolución de la enfermedad concurrente.
   
¿Cómo experimentan los ancianos la depresión?
 
 
 
La depresión no es algo normal del envejecimiento y existen estudios que muestran que la mayoría de los ancianos se sienten satisfechos con sus vidas a pesar del aumento de dolores físicos. Sin embargo, cuando la depresión se presenta en ancianos, puede ser pasada por alto porque ellos pueden mostrar síntomas menos evidentes y porque pueden estar menos propensos a sufrir o reconocer sentimientos de tristeza o pena.
 
Además, los ancianos pueden tener más condiciones médicas tales como enfermedad cardiaca, derrame cerebral, o cáncer, las cuales pueden provocar síntomas de depresión, o pueden estar tomando medicamentos cuyos efectos secundarios contribuyen a la depresión. Algunos adultos mayores pueden padecer lo que algunos médicos llaman depresión vascular, también llamada depresión arterioesclerótica o depresión isquémica subcortical. La depresión vascular puede suceder cuando los vasos sanguíneos pierden flexibilidad y se endurecen con el tiempo y se contraen. Este endurecimiento de los vasos evita que el flujo normal sanguíneo llegue a los órganos del cuerpo, incluyendo el cerebro. Las personas con depresión vascular pueden tener o estar en riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular o derrame cerebral coexistente.
 
Aunque muchas personas suponen que las tasas más altas de suicidio se dan entre los jóvenes, en realidad se dan entre los hombres blancos mayores de 85 años. Muchos sufren una enfermedad depresiva que los médicos no pueden detectar, a pesar del hecho de que estas víctimas de suicidio a menudo visitan a su médico dentro del mes anterior a su muerte.
 
La mayoría de los ancianos con depresión mejoran cuando reciben tratamiento con antidepresivos, psicoterapia, o una combinación de ambos. Investigaciones han demostrado que tanto la medicación sola como los tratamientos combinados son eficaces para reducir la tasa de reaparición de la depresión en adultos. La psicoterapia sola también puede prolongar los períodos sin depresión, especialmente en ancianos con depresión leve y es particularmente útil para aquellos que no pueden o no desean tomar antidepresivos.
  
  
¿Cómo experimentan los niños y los adolescentes la depresión?
 
 
 
 
 
Científicos y médicos han comenzado a considerar seriamente el riesgo de la depresión en niños. Investigaciones han mostrado que la depresión en la niñez a menudo persiste, recurre, y se prolonga en la adultez especialmente si no se recibe tratamiento. La presencia de la depresión en la niñez también tiende a predecir enfermedades más graves en la edad adulta.
 
Un niño con depresión puede fingir estar enfermo, negarse a ir a la escuela, aferrarse a un padre, o preocuparse de que uno de sus padres pueda morir. Los niños mayores pueden estar de mal humor, meterse en problemas en la escuela, ser negativos e irritables, y sentirse incomprendidos. Como estas señales pueden percibirse como cambios de ánimo normales típicos de los niños mientras avanzan por las etapas del desarrollo, puede ser difícil diagnosticar con exactitud que una persona joven padece depresión.
 
Antes de la pubertad, los niños y las niñas tienen las mismas probabilidades de sufrir trastornos de depresión. Sin embargo, a los 15 años, las mujeres tienen el doble de probabilidad que los hombres de haber padecido un episodio de depresión grave.
 
La depresión en los adolescentes se presenta en un momento de grandes cambios personales, cuando hombres y mujeres están definiendo una identidad distinta a la de sus padres, lidiando con asuntos de género y su sexualidad emergente, y tomando decisiones por primera vez en sus vidas. La depresión en la adolescencia a menudo coexiste con otros trastornos tales como ansiedad, comportamiento perturbador, trastornos alimenticios, o abuso de sustancias. También puede conducir a un aumento en el riesgo de suicidio.
 
Un estudio clínico  que abarcó a 439 adolescentes con depresión grave descubrió que una combinación de medicación y psicoterapia era la opción de tratamiento más efectiva. Otras investigaciones están desarrollando y probando maneras de prevenir el suicidio en niños y adolescentes, incluyendo diagnóstico y tratamiento tempranos y un mejor entendimiento del pensamiento suicida.
 
 
 
¿Cómo puedo ayudarme si estoy deprimido? 
 
 
 
  • Comience a practicar actividades o ejercicios físicos moderados.
  • Vaya al cine, a algún juego o a algún otro evento o actividad que solía disfrutar. Participe  en diferentes actividades individuales o sociales, o de otro tipo.
  • Asignese metas realistas.
  • Divida las tareas grandes en tareas pequeñas, establezca algunas prioridades, y haga lo que pueda cuando pueda.
  • Trate de pasar tiempo con otras personas y elija un amigo(a) o familiar de confianza como confidente. Trate de no aislarse y deje que los demás lo ayuden.
  • Espere que su ánimo mejore poco a poco y no de inmediato. No espere salir de su depresión con un “abrir y cerrar de ojos”. Frecuentemente, durante el tratamiento de la depresión, el sueño y el apetito comenzarán a mejorar antes de que su estado de ánimo deprimido desaparezca.
  • Aplace las decisiones importantes, tales como contraer matrimonio, divorciarse, o cambiar de empleo, hasta que se sienta mejor. Hable sobre decisiones con otras personas que lo conozcan bien y tengan una visión más objetiva de su situación.
  • Recuerde que los pensamientos positivos reemplazará los pensamientos negativos a medida que su depresión responda al tratamiento.
 
 
¿Cómo puedo ayudar a un amigo o familiar deprimido?
 
 
 
  • Ofrézcale apoyo emocional, comprensión, paciencia, y animo.
  • Entable una conversación con su amigo(a) o familiar y escuchelo(a) con atención.
  • Nunca desacredite los sentimientos que su amigo(a) o familiar manifieste pero señale las realidades y ofrezca esperanza.
  • Nunca ignore los comentarios acerca del suicidio y comuníquelos a los familiares, terapeuta, o médico de su amigo(a) o familiar.
  • Invite a su amigo(a) o familiar a hacer caminatas, excursiones, y otras actividades. Aunque él o ella se nieguen, siga intentándolo, pero no lo(a) presione a hacer demasiadas cosas demasiado pronto. Aunque las distracciones y la compañía son necesarias, demasiadas exigencias pueden aumentar los sentimientos de fracaso.
  • Recuérdele a su amigo(a) o familiar que con el tiempo y con tratamiento, la depresión pasará.
 
 
 
 
 
Espero haberos ayudado.......